Entradas

,

Te explicamos por qué hay que hacer el traspaso del protocolo de seguridad HTTP al HTTPS

El pasado 8 de septiembre, mediante un comunicado, Google hizo un anuncio sin precedentes: “A partir de enero del 2017, Chrome 56 marcará como no seguras todas las páginas HTTP que recopilan contraseñas o tarjetas de crédito”. Con este contundente mensaje, Google no sólo decidía dar un paso más hacia el mejoramiento de la seguridad en el entorno digital, sino que también evidenciaba, de forma clarividente, la firme voluntad de la compañía para conseguir que buena parte del tráfico web del futuro haga el traspaso hacia el nuevo protocolo de Hipertexto Seguro, popularmente conocido como HTTPS. Pero, realmente, ¿sabemos cuál es la diferencia entre ambos protocolos?

¿Qué es y cómo funciona el protocolo HTTP?

El Protocolo de Transferencia de Hipertexto (HyperText Transfer Protocolo o HTTP, por sus siglas en inglés), es un protocolo de seguridad orientado a una comunicación del tipo “petición-respuesta“, hecho que supone que en la estructura tendrá que existir un cliente (por ejemplo, tu navegador) y un servidor (por ejemplo, el hosting de la web a la que accedes), siendo el usuario quien realiza las peticiones y el servidor el que responde.

Leer más